¿Qué es un “Extra” y Tipos?

Un “Extra”, es todo aquel trabajo que se realiza en una obra de reforma, el cual, no está contemplado en el presupuesto inicial aceptado.

Por mucho que se afine el presupuesto de una obra de reforma, siempre habrán aspectos que no se puedan prever, sencillamente porqué antes de eliminar paredes, tabiques, etc., es imposible saber que hay detrás susceptible de tener que ser subsando (humedades, vías de agua, huecos, etc.,…).

Por ello cabe destacar que en toda reforma, suelen aparecer 2 tipos de “Extras”:

  • “Extras” Ineludibles
  • “Extras” Prescindibles

Los Ineludibles, son aquellos que  una vez se han detectado, hay que proceder a su reparación sí, o sí, para poder acometer trabajos posteriores y claro, la realización de estos, no figuraba en el presupuesto inicialmente aceptado, sencillamente porqué se desconocía que tuvieran que realizarse.

Generalmente y solo es casos extremos, el montante de estos trabajos no suele ser elevado (si no son provocados por causas de Fuerza Mayor, que trastoquen todo el prioceso de reforma), si lo comparamos con los otros tipos de “Extras” que suelen ser prescindibles y que generalmente propician, qué el importe inicialmente aceptado en la oferta, ascienda notoriamente.

Estos son los “Extras” prescindibles. Decimos “prescindibles” por qué suelen ser realizados en base a:

  1. Recomendaciónes de industriales participantes,
  2. Solicitud expresa del cliente al ver que lo ofertado no se ajusta a sus gustos una vez iniciada su “puesta en obra”,
  3. Por cambios de última hora en lo referente a calidades  de materiales ofertados inicialmente y que no están “disponibles”,
  4. Los denominados “Ya que’s”
  5. Por partidas sustituidas por otras y, que no se descuentan, los trabajos no realizados del conjunto de ellas.
  6. Imprevistos en las ofertas de industriales.

Si bien, consideramos que en toda reforma, es recomendable contemplar una partida para “Extras Ineludibles”, cabe destacar que cuando un presupuesto es “Cerrado”, el cliente no queda a a salvo de acabar pagando más, pues un presupuesto bajo estas premisas, suele incluir partidas relativamente abultadas para cubrir los posibles trabajos no contemplados que puedan aparecer, por lo que ya está pagando más por esa reforma de lo que se debería pagar por ella en caso de no ser “Presupuesto Cerrado”

Así mismo, la continua aparición de “Ya que’s” de forma muy habitual, pueden hacer que el presupuesto inicial cerrado, no sea tal, incluyendo una claúsula que así lo refleje en el contrato, limitando el importe de los “Extras” que puedan aparecer y cuya valoración objetiva, por parte del cliente pueda resultar de dificil control.

En proximas entradas, incluiremos una descripción de cada tipo de “Extra” y su repercusión en el desarrollo de una reforma y en el resultado final de esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s